Infonieve.es » Parte de Nieve » Peligro de Aludes

Peligro de Aludes

Nivel de Peligro Icono Estabilidad del manto nivoso Probabilidad de desencadenamiento de aludes
5. Extremo El manto nivoso es, en general, muy inestable. Son esperables numerosos aludes grandes, a menudo muy grandes, desencadenados espontáneamente, incluso en laderas solo moderadamente inclinadas.
4. Fuerte En la mayoría de laderas empinadas el manto está débilmente estabilizado. Es probable el desencadenamiento de aludes, incluso mediante sobrecargas débiles, en muchas laderas empinadas. En algunos casos son esperables numerosos aludes de tamaño mediano, y frecuentemente grande, desencadenados espontáneamente.
3. Notable En muchas laderas empinadas el manto nivoso está entre moderada y débilmente estabilizado. Es posible el desencadenamiento de aludes, incluso por sobrecargas débiles, especialmente en laderas empinadas propicias. En algunos casos, son posibles aludes de tamaño mediano y, en casos aislados, de tamaño grande, desencadenados espontáneamente.
2. Limitado En algunas laderas empinadas el manto nivoso está solo moderadamente estabilizado; en el resto de laderas está en general bien estabilizado. Es posible el desencadenamiento de aludes, sobre todo por sobrecargas fuertes, especialmente en laderas empinadas propicias. Es muy poco probable que se desencadenen espontáneamente aludes grandes.
1. Débil El manto nivoso está en general bien estabilizado. En general solo es posible el desencadenamiento de aludes en laderas muy inclinadas o en terreno especialmente desfavorable y a causa de sobrecargas fuertes. Espontáneamente solo pueden desencadenarse coladas o aludes pequeños.